Juguetes psicomotrices

Hoy en día vemos el papel importante que cumplen los juguetes creativos que ayudan al desarrollo psicomotriz de nuestros niños.

A la hora de regalar un juguete nos surgen un montón de dudas:

¿Cómo se llamaba el que tanto pedía? ¿Le resultará útil? ¿Fomentará valores positivos? ¿Mejorará su capacidad de aprendizaje?

Es difícil que un juguete se adecúe a todas estas cuestiones teniendo en cuenta, además, que las preferencias de nuestros hijos son esenciales. Dependiendo de su edad hay instrumentos que se adaptan más a su crecimiento. Hay juguetes creativos, que ayudan a desarrollar la coordinación visual y manual. También están los que facilitan su aprendizaje para hablar y leer.

Las competencias de un juguete son infinitas y valiosas. Por ello en esta galería encontrarás una guía para saber qué juegos contribuyen a la psicomotricidad de nuestros pequeños.

De 7 a 12 meses

Durante este tiempo es apropiado que el niño se divierta con pelotas, muñecos de trapo, andadores y balancines coloridos y de gran tamaño y, en especial, juguetes con sonidos.

De 13 a 18 meses

En esta época los juegos protagonistas son las bicicletas con ruedas, los cochecitos y los cubos para apilar y encajar, ya que en estos meses nuestros hijos saben andar y reconocer las propiedades que tienen los objetos.

De 19 a 24 meses

A esta edad es necesario que los niños desarrollen el sentido del tacto, la coordinación ojo-mano, su imaginación y el conocimiento del entorno. Los juegos que ayudan a todo esto son de nuevo las bicicletas, las pinturas, los muñecos, los instrumentos musicales y los cochecitos.

 

De 2 a 3 años

Para fomentar la coordinación y el desarrollo espacial, los rompecabezas, las palas, los cuboslas pinturas, los teléfonos y los triciclos son perfectos.

 

De 6 a 8 años

Para estos años los juegos más idóneos son aquellos con los que se aprenda a respetar el turno, la puntería, la concentración, el razonamiento, el equilibrio y el control postural. Para ello es recomendable los monopatines, juegos manuales, de preguntas y de experimentos. Los juegos como hundir la flota resultan muy útil para fomentar la motricidad fina.

De 9 a 11 años

A partir de 9 años los niños empiezan a interesarse hacia actividades más complejas y que requieren más capacidad de pensar. Por ello, los juegos de estrategiaaudiovisualeselectrónicos, de reflexión y de experimentos son adecuados para estas edades.

Más de 12 años

Cuando alcanzan los 12 años, los jóvenes empiezan a crear su propia identidad. Se inclinan hacia estilos específicos de música, de libros y de videojuegos. A esta edad nos daremos cuenta de qué manera es la personalidad y los gustos de nuestros hijos.